Páginas

sábado, 12 de julio de 2008

Yo, Celular.

Estos días estuvieron llenos de exámenes universitarios, de proyectos, de situaciones complicadas que no ayudan a mejorar mi estrés. Pero el día tiene 24 horas por suerte, y una de nuestras necesidades básicas debe cumplirse. Dormir.

Si no lo hiciéramos, no podríamos haber hecho el mundo el hoy. Tan tecnológico, tan sofisticado y cómodo. Hoy podemos llevar nuestra música a todo lado, tan exageradamente que podemos hacer fiestas en parqueaderos con un ipod. Hoy tenemos la ventaje de poder comunicarnos el momento que queramos gracias al celular. Claro, aveces ese es el problema, nos pueden encontrar en donde sea y también puede ser molesto que estén llamando todo el día a cualquier hora. Supongo que cuando crearon el aparato no lo hicieron con malas intenciones. Hay algunos padres muy felices.

Y volvemos a terminar el día, conectamos el celular o el ipod para que no moleste al día siguiente. Mi ipod tarda en cargarse 4 horas, el celular no he calculado por que lleva toda la noche conectado y nunca me ha dado problemas. Me olvidaba, las baterías no son eternas, aunque duren mucho aparentemente, un día se acabarán. Lo que ayuda al flujo de capital. No es tan malo. Solo cuando en medio de una pelea con la novia se acaba derrepente la condenada batería.

Terminé pensando en que somos muy parecidos a nuestros artefactos tecnológicos. Cuando tenemos hambre, comemos para recobrar la energía, también dormimos. Al igual que el celular, tenemos que cargarlo sino no sirve de nada. Nuestro celular sin energía no sirve, tampoco sin información, lo que lo hace parecido a alimentarse. Cuando se llena hay que aumentarle la memoria o borrarle información que no necesitemos o la respaldamos. Las personas no podemos recordar todo lo que nos ha pasado, nuestro sistema evita que colapsemos gracias a que podemos olvidar cosas.

Somos tan parecidos a esos aparatos. Es tan frustrante tener que estar obligados a hacer una parada en nuestras vidas. Nos detenemos a comer, necesitamos dormir, y necesitamos satisfacer nuestras necesidades básicas. Estamos condicionados a nuestro cansancio, cuando llega debemos apagar las luces, ponernos en off. Es frustrante tener que cerrar los ojos cuando estoy en mi momento más creativo, al menos la comida es de los placeres más grandes que tenemos, pero la fatiga, el cansancio, ir a dormir.

Es frustrante parecerme a mi celular.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

te pareces a tu celular????

jijijii entonces se podria aplicar en ti "dime que celular tienes y te dire quen eres...."

fabiola

Anónimo dijo...

te pareces a tu celu...entonces si yo me pareciera a mi celular, seria util, cool, multifuncional, duradero, practico etc, etc...no me lo habia planteado jaja.

por otro lado tengo un amigo que se parece a la mayoria de cosas que posee, por el hecho que vive solo con sueño, con las justas funciona, el carro es con la gasolina en las justas, la bateria de la compu al 10%, la del celular solo tiene un rectangulo y es el rojo, en este caso se aplica en lo que te planteas de parecerte a un objeto especifico, pero es que esta persona es descritiva con relacion a sus pertencias que provoca que le jodan, en pocas palabras su vida es desordenada, completamente.

asoma joven.

tu panita
elcholoMONO

Karla Torres dijo...

espero no parecerme a mi celu es viejo y nada cool.. jajajaja

eljovendario dijo...

Bueno ya que lo piden, mi celular es un Motorola Razr, color negro. Un estilo bastante clásico, casi como mis gustos.

Anónimo dijo...

clasico, clasico, no es, ni muy trendy, pasado de moda ya lo es, todo el mundo lo tenia en ese entonces, joven ya no estas de moda en la uda.

topa cholomonkey

beto dijo...

Joven Dario el articulo es una reflexión muy interesante siento mucho haberme expresado mal ayer...me refería a q un buen periodista puede hablar de temas no muy profundos de manera muy interesante..disculpa si se entendio de otra manera a veces no suelo controlar bien la fuerza de mis expresiones..tu blog es muy bacan..
saludos!

eljovendario dijo...

Xavier, mi celu tiene estilo, el clásico que me identifica. Beto, no hubo mal entendido, gracias por los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...