Páginas

jueves, 16 de mayo de 2019

Recuerdo de Beto (Mañana es mejor)



Parecía que hablaban de otra persona, mis compañeros de comunicación mencionaban sus rastas. No pasó mucho tiempo para que me detalle minuciosamente el proceso con orgullo. Me mostró una foto de ellas, una foto de las que se revelan y se guardan como tesoros, o se colocan en los bordes de los espejos o en carteleras llenas de memorias. Me habló de Los Brillantes. Cada uno con su propio resplandor, de los que no se espera nada más que problemas. El colegio puede sentenciarnos a eternidades de mala reputación. El brillo siempre estuvo ahí.


Suele ser curioso cómo conocemos a algunas personas. Mi amiga lo había notado desde hace tiempo y hablaba de él como un tipo alivianado. La veía en su Twingo, y a veces yo también estaba ahí, me hacía escuchar The Libertines en casete en el equipo de su auto, no paraba con Don´t Be Shy “For if you are shy for tomorrow you'll be shy for one thousand days” y reflexionaba incansablemente sobre esta frase que le causaba valentías. Carl Barat el aburrido, Pete Doherty el divertido. Julian Casablancas el tipo más cool sobre la tierra. Boys Don´t Cry y casaca de cuero negra, jeans y camisetas negras de alguna banda indie.





Vamos a fumar. Un tabaco tras otro. Pocas veces te escuchaba sin interrumpir la conversación y cambiar el tema. Luego se disculpaba y cuestionaba su falta de atención. Ese conflicto que varias veces enfrentó entre el deporte o una hamburguesa de Burguer. KunFu vs Burguer King. Apareció como modelo en las páginas de una revista de moda con muchas papas en la boca y en su mano trozos de pollo. Una sonrisa que parecían dos. Risas que parecían dos, siempre estuvo ahí el exceso. También toques de austeridad y sencillez, un after que incluía la visita a “Molinos del Bacán” y te servía huevos revueltos. Calentar el aceite en el sartén, colocar la sal y dejar que se funda, un secreto del chef. Y sus reflexiones de la vida. ¿Qué es la felicidad? Luego me dejaba en la casa a las cuatro cinco de la mañana.

Volvíamos, Molinos, auto, beber, dejar la puerta abierta y oír música increíble. El Beto tosco y torpe me coge fuerte de la nuca y choca nuestras frentes “Eres un buen pana”. Aun me duele. Maestro de ceremonia, la fiesta nunca acababa. Siempre podía ser más tarde. Las chicas, los amigos. “Con endoso no hay enojo”.





Me compartió su biblioteca musical, se quejaba de que salían artículos sobre música que él recomendó y que se llevaban su crédito. Intentó enseñarme a crear música en el Reason, me mostraba sus avances y creaciones, los sonidos similares a las guitarras de los Strokes, en My Space el productor de alguna banda indie famosa le dijo que por ahí está el camino en un comentario. Estaba muy emocionado por eso. Hagamos una banda.

Si algo es misterioso son los extraños caminos que deja el amor. Apasionado, y algo solitario transformaba el ambiente de mi proyecto de radio online con sus invitadas. Gran parte del éxito fue su visión al estilo John Casablancas. Un publicista nato. Sensible. Beto Casablancas. Una vez fuimos una trinidad. Beto conocedor, Paolo las trivias, yo moderador. Salíamos después del show en vivo del sábado para celebrar como rock stars. Falsa modestia, nos encantaba. Ranchos, hamburguesa grasienta, coca cola, y Zoociedad, a veces no. Tabaco siempre. Colegas. La trinidad.





Extraños caminos que deja el amor cuando ya no está. Beto On The Rocks, ya no había hielo. Y cada vez se sentía más fuerte tomar un trago. Parecía que hablaban de otra persona. Sensible, errático, inconstante, desconfiado, también batalló contra su depresión. Ahora la música era demasiado fuerte, contenía los mensajes erróneos, el cine era demasiado fuerte, pero sintonizaba con el romance. Ya no importaba lo que le dijera, ahí dentro algo fue difícil de arreglar. “Cause we don't need reason and we don't need logic. We've got feeling and we're damn proud of it”  

Destroyer, Deerhunter, Cerati siempre Cerati, Soda Stereo, pongamos esto. En el Welcome To The Machine fue el primero de nosotros en poner música en un evento, bailamos tres, y nunca sonó mejor esa canción de Ray Charles “Mess Around”. La música siempre estuvo como un elemento vital. Afuera de mi casa oímos detenidamente “A Day in the Life” 2 minutos 16 segundos y se me perdió. Tabaco. El Sargento de los corazones solitarios se fue a luchar su propia guerra.





Dios parecía el diablo, las preguntas ya no podían ser al azar. Necesitaba las respuestas y nadie las tenía salvo él mismo. Las pastillas sedantes, su refugio el hogar, cuando lo volví a ver parecía otra persona, pero sabías que era él, porque nadie tenía esa ternura dentro, nadie se reía de esa manera tan contagiosa, los comentarios toscos, tabaco, y coca cola.

La última vez nos vimos en un bar frente al río, celebraba el cumpleaños de un amigo y tomaba una coca cola. Estaba más grande de lo que recordaba. Me puteó porque no le contesté los mensajes, luego hablamos de la radio, y que me canso de hablar tanto. No hablas tanto me dijo quejándose, que no sea tan vago. Reímos un poco, y nos despedimos.

Un brillante se perdió en una vuelta involuntaria por el universo.




sábado, 20 de abril de 2019

El Libertador y los Tayronas




Después de unos días en Bogotá me esperaba la ciudad que vio morir a Bolívar y uno de los parques nacionales más hermosos de nuestro continente, ni hablar de la gastritis.

Viajar barato en Colombia tiene un precio, debes hacerlo con tiempo, ligero y pagar cada ítem adicional. Llegué a Santa Marta con la aerolínea Viva Colombia en la Hospedería Casa Familiar (https://www.facebook.com/casafamiliarSantaMarta/) ubicada cerca del malecón y la plaza central. El taxista me preguntó nervioso si esa era la dirección correcta. Parece que el sector no es el más seguro, pero nada que no se pueda manejar con algo de cuidado y pocas cervezas.

El objetivo de llegar a Santa Marta fue logístico, me preparé para ir al Parque Nacional Tayrona que se menciona en la canción de Carlos Vives y Shakira “La Bicicleta” que yo no había notado sino mí querida amiga Fabiola. Cuando Paula se enteró de mi viaje fue la primera en recomendarme El Tayrona y con razón. Dos mil personas promedio visitan el parque nacional portando las nacionalidades más diversas. Colombia es un destino prioritario para el soltero que ama todas las posibilidades que un país puede dar, su historial en el continente y el mundo han posicionado al país cafetero como un destino de riesgo atractivo para muchos jóvenes que buscan pareja, drogas y mucha fiesta. Colombia lucha contra este fuerte estereotipo turístico sin mucho éxito.

La noche en Santa Marta me tenía sorpresas, una vida nocturna activa y brutamente animada. Bares y salones con sillas en las calles llenas de gente disfrutando de diversos grupos de baile que performan en busca de unas monedas. El nivel de esos grupos es tan alto que cuesta ser muco* ante su talento y vitalidad. Estuve en el Parque Santander o Parque de los Novios. Comí en una de las calles cercanas en un restaurante algo alejado de la avalancha fiestera, pero es casi imposible escapar de las procesiones de gente, niños cantantes y dealers, más tarde me uní con un trago, pero mi gastritis reciente me envió descompuesto de vuelta al hostal. Y es que casi toda la comida que vas a encontrar en Colombia está frita, y la oferta vegetariana es difícil de encontrar o es muy escasa. Manzanilla y el Enterogermina* que me dio mi anfitrión me dejó listo y con algo de temor para ir al Tayrona.






























No recuerdo el tiempo en el bus, fue como una hora, el estómago revuelto y el olor a esmog que se metía por la ventana me sirvió de contraste. Mi reserva mágicamente funcionó, apareció de la nada un señor en la entrada del parque que me buscaba, vaya usted a saber cómo es que me identificó. Entramos. La revisión de mochilas es aparentemente exhaustiva, no se permiten muchas cosas, plásticos, speakers, alcohol, etc, la idea es dejar fuera los contaminantes de todo tipo. Puede que los guardias estén con pereza, puede que no. Suerte.

El sendero es de una hora más o menos para llegar a las playas internas, el lugar es tan concurrido que las líneas de gente se parecen a las líneas de hormigas que te encuentras por todo lado cargando  trocitos de hojas verdes. Llegamos después de pasar tres playas; Cañaveral, Arrecifes, y La Piscinita; el objetivo Cabo San Juan, centro de operaciones con camping de varios tipos, carpa individual o compartida, hamaca al aire libre, o cuarto individual o compartido. Por falta de espacio no tuve opción, yo conseguí la carpa individual incómodo por la temperatura que en septiembre suele estar desde 24 a 31 grados. Dormir es lo de menos. ¿Te conté que no hay acceso a Internet o que no hay luz disponible toda la noche? Existen unos casilleros en la zona del restaurante donde se puede cargar los móviles, la comida ofertada no es típica colombiana y es más cara, es el precio de comer en San Juan, pero si vuelves tus pasos a Arrecifes vas a poder probar la verdadera comida local en un pequeño local que hay ahí, rodeado de árboles, disfrutando la sombra y la vista, no se te ocurra olvidarte un repelente. A eso yo le llamo un lujo de verdad, más barato, más rico.





Yo me quedé tres días, no es barato, pero tampoco caro. Más o menos debes pagar por día 17 dólares. Es más barato para los locales. Dada las pocas facilidades tecnológicas disponibles, te toca conversar con gente, sí. Chao celulares salvo para recolectar números y cuentas de Instagram de tus nuevos amigos. Nunca fue más fácil conocer gente.

Aunque la gente si logra meter de contrabando sus cervezas y alcohol, también lo logran con pequeños speakers para oír música. La noche es espectacular, ya con un clima más amable es tentador adentrarse al mar y ver el reflejo de las estrellas en el mar. Cada loco con su tema.

En el día estar en la arena de la playa puede ser molesto porque tiene millones de bichitos chiquitos que quieras o no te van a caminar encima, lo mejor es llevar una toalla o manta para evitarlos. 

Alguien mencionó la playa nudista, la que visité mi último día. Aproveché para nadar desnudo en el mar caribe más hermoso en el que he estado. Es una libertad sospecho muy apreciada y muy desaprovechada. Al mismo tiempo sucedía el huracán Irma que causó lluvias extremas en La Guajira. La sensación de flotar desnudo en el mar caribe a sabiendas del Irma te da una sensación extraña, chispas de conciencia y otras no tanto. Pero nunca tan mal como el eterno perdedor candidato a la presidencia del Ecuador Álvaro Noboa quien “venció” al huracán.




En San Juan que es una playa doble tiene en el medio de estas dos playas una especie de manglar donde se puede encontrar un caimán enorme. Y no es broma, ni mito. Lo vi el último día y no es nada pequeño. Les diría que tengan cuidado, pero no hay ni una señal de advertencia, asumo que nunca sale de ahí. Yo si les advierto si se les ocurre explorar sus dominios por la noche ;).

 Por último en San Juan no te olvides de probar los jugos de la seño que son increíbles o será la sed, el más popular es el de Lulo que en Ecuador se conoce a esa fruta como naranjilla, y sí se dice que es afrodisíaca por si se preguntaban por qué se acabó. Yo tuve que conformarme con uno de piña. Estamos llegando al final y así como ese día de septiembre del 2017 no quiero irme. Recuerda que el Tayrona es nevado, selva y playa al mismo tiempo un parque para visitarlo lo antes posible.

El sueño del Libertador terminó al norte de Colombia, los Tayrona vieron su fin con las enfermedades que trajeron los conquistadores. Ya es tiempo de aquello. Tu solo necesitas sueños de viajar y Detán. Recalco que este viaje es mejor si eres soltero. No digo más, me voy, pero volveré con más de Colombia aventuras en la ciudad amurallada y eje cafetero.

*Muco = Avaro
*Enterogermina: Medicamento para estimular la flora intestinal del estómago

 La primera parte sobre Colombia la puede chequear acá https://eljovendario.blogspot.com/2017/11/vive-colombia-viaja-por-ella-parte-1.html

martes, 25 de septiembre de 2018

Sinestesia



Mountain's yoguist de Daniel Encalada - I invite you to watch my sets en 500px.com



Fotos: Daniel Encalada 
https://500px.com/daniel_encalada


Mi amigo Daniel hace fotografía nocturna, le apasiona atrapar las estrellas del cielo con su cámara en tomas impresionantes del mundo que nos rodea. La técnica le permite captarlas estáticas, en movimiento, o en barridos espectaculares que nos demuestran el movimiento de nuestro hogar. Esas pequeñas luces que podemos ver mejor en espacios donde la contaminación lumínica es mínima no me parecen extrañas.

El lugar donde practico yoga es un espacio óptimo para dejarse llevar por las asanas en un viaje profundo hacia nuestro interior. Como parte de la práctica la gurú utiliza cuencos sagrados construidos con los siete metales más fuertes del mundo para llevarnos con el sonido a estados más profundos.

Llegó la posición final de la práctica. Shavasana o la posición del cadáver donde contemplo el espacio que he abierto dentro de mí. También intento dejar de pensar. La gurú en esta ocasión nos deja escuchar el cuenco tibetano. A veces puedo sentir que ese sonido es capaz de atravesarme, como si pudiera tocarme desde adentro. Mis ojos están cerrados. Solo puedo ver oscuridad y unos diminutos puntitos blancos que están dispersos en el espacio que ocupa mi visión.

Entonces sucede. El cuenco está sonando y la gurú realiza un movimiento circular con un madero para provocar esa resonancia. Mis sentidos lo perciben y esos pequeños puntitos blancos que están dispersos empiezan a girar en forma circular como si fueran estrellas en movimiento creando un barrido de líneas blancas muy delgadas. El sonido cambia. Y las diminutas luces que miro de repente empiezan a cambiar de dirección. Ahora se mueven en dirección contraria. La gurú empezó a girar el madero en el cuenco en dirección horaria.

Mi amigo Daniel hace fotografía nocturna, le apasiona atrapar las estrellas del cielo con su cámara en tomas impresionantes. Yo he estado ahí. Descubrí que puedo hacer algo parecido. Que puedo ver las estrellas de mi universo interno; estáticas, en movimiento o en barridos espectaculares cuando suena un cuenco tibetano en la clase de yoga de mi gurú.


Arco estelar de Daniel Encalada - I invite you to watch my sets en 500px.com

jueves, 31 de mayo de 2018

El Billete de Colección


**


¿Estoy de suerte? Que la cajera me dé de cambio voluntariamente un billete de dos dólares me hace pensar dos cosas. La primera que seguramente se equivocó al darme ese billete de colección o que es falso. Pero no. Es verdadero y no me lo puedo creer. Se siente extraño. Tengo ahora dos dólares que no quiero gastar. ¿Debo instagramear el momento? Soy dos dólares más pobre. ¿¡Señorita cajera qué me ha hecho!?

Ese billete que no debía estar ahí en mi billetera, sino en alguna caja de los tesoros, oculto de toda tentación por gastarlo, tuvo su última oportunidad de perderse en el mar de dinero del monopolio de Multicines, me faltaba un dólar suelto, pero al final me lo prestaron y los dos dólares se quedaron tranquilos en la oscuridad de mi billetera.

Ya son las 12:50 PM acabé mi programa de radio con música del General Villamil “Miamor” y conducía mi Corolla rojo del 79 de regreso a casa por la calle Benigno Malo. Pensaba en que debo escribir más en mi blog. Ya estaba en el puente del Centenario donde no estaba ese joven descalzo que pide  monedas a cambio de una limpiadita del parabrisas. Estaba otro, de apariencia diferente, con rostro conflictuado iba de ventana en ventana, de auto en auto pidiendo algo. Me llegó el turno. Me dijo que canta en los buses, y que le robaron su parlante, me pide que le ayude con alguna moneda para poder comprar otro. Cualquier cosa relacionada con la música tiene mi apoyo. Saqué mi billetera, pero descubrí que no tenía ninguna moneda y que solo tenía esos dos dólares. Lo cogí y se lo di.

Su voz delataba su procedencia. Un hermano colombiano. Cuando tomó el billete lo desenvolvió y vio que era bueno. No mentira. Me dijo que es un billete de colección. Su cara estaba llena de alegría y cada vez sonreía más. Me dijo que qué buena onda, gracias, y se fue alegre.

En realidad el que ocultaba la sonrisa era yo. Días atrás me sentía el elegido con ese billete de dos dólares. Ahora ese joven que vagabundea la vida lo tiene y espero que le traiga suerte(el parlante), o alegría que es lo último que me dejó.  

*El primer billete de dos dólares se usó en marzo de 1862. Fue bastante popular durante aproximadamente 100 años, pero en 1966, el gobierno decidió descontinuarlo citando una falta de interés. Diez años más tarde, volvió a circular con un nuevo diseño: Thomas Jefferson en el frente y la descripción de John Trumbull de la redacción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en la parte posterior.

Dato trivia (y hay más):

En 2016 una niña de ocho años fue detenida por la policía por intentar pagar sus nuggets con un billete de dos dólares. (Link a la noticia enla página de Forbes)

*Esta información está incluida en el mismo link inmediantamente anterior.
**Esta imagen pertenece a la campaña de Daft Punk de su álbum Random Access Memories

miércoles, 23 de mayo de 2018

Perros en el Cajón






La razón para visitar Chile dista mucho de un plan perfectamente organizado. ¡Por la razón o por la fuerza! Todo se fraguó en la terraza de un restaurante muy turístico y sobrevaluado donde conocí una chilena quinesióloga, amante de los deportes extremos y el reggaetón. No vamos a hablar de eso acá.

Llegué al medio día al Cajón del Maipo. Un pueblo pequeño a una hora de Santiago. Perfecto para actividades outdoor. La vista se impresiona con las grandes montañas y largos campos verdes. Y el fresco que por la noche será mayor.

Ahí estaba yo haciendo la de turista maravillado con el pequeño pueblo que tenía cuatro casas de ancho y siete de largo. Foto foto foto y para. Comer, Internet y buscar un sitio donde dormir. El Cajón del Maipo sufre las consecuencias de la minería. El río en el que algunos deportistas extremos practican rafting corre peligro. Y no solo el río. La actividad minera copa los pocos espacios disponibles para descansar en el pequeño pueblo. Y eso me puso en apuros.

No encontré espacio para mí en ningún lugar. La gente me miraba extraño y desconfiada. Tienen toda una larga historia que lo justifica. Y eso tampoco ayudó. Por primera vez en mi viaje mochilero me encontraba a la intemperie visualizándome en una banca del parque central, descansando como un mendigo. Y eso pasó. Solo que…

Después de comprar mí cena. Vino en caja, queso, pan, galletas. Me preparaba para dormir en esa banca del parque. Estaba nervioso. La gente que cruzaba por ahí a esas horas no tenía las mejores caras del Cajón. Trataba de parecer despierto. No me recosté. Estaba sentado normal con mi mochila grande a un lado y la pequeña al frente en mi pecho para calentarme. El frío de la noche iba en aumento y no servía mucho esto de dormir con un ojo abierto.

De repente un perro se acercó y se sentó en la banca de la izquierda. Eso me hizo sentir como un mendigo de verdad. Solo faltaba conocer a la mendiga y esto sería otra historia que incluía lluvia y bailes en postes. Pero a falta de uno, apareció otro perro, enorme, parecía un Gran Danés. Cariñoso y algo intenso, se auto invitó a mi banca y se quedó ahí dormido. Ya tenía dos perros a mis costados. Un tercero apareció sigiloso detrás de la banca y se acostó en el llano que ahí había. Minutos más tarde un cuarto se dispuso a dormir justo en frente de mi banca. Cuatro perros cubriendo perfectamente mis puntos cardinales, durmiendo a mi lado, en el parque central del Cajón del Maipo en Chile. Es lo último que se hubiera pasado por la cabeza cuando empecé ese viaje en julio del 2015. (Ya era septiembre) La cara de la gente que cruzaba por ahí me miraba aún más raro. Seguro me veía como “El Señor de las Bestias”, o como la señora criadora de palomas de “Mi Pobre Angelito 2” pero con perros. El nerviosismo que sentía antes se esfumó ante mi ejército canino. Pero tenía que mear. Así que después de esa escena digna de un sacrificado protector de animales que recibe su recompensa me dispuse a encontrar un lugar para descargar.

Salí del pueblo.  O mejor dicho caminé cuatro casas a un costado y los autos que pasaban no me permitían relajarme. No quería ser el extranjero mendigo que ensucia las calles descaradamente. Quería serlo discretamente. Así que seguí caminando en los bordes del pueblo. Llegué a una calle iluminada que no servía para esos fines pero estaba totalmente vacía. Mientras pensaba en eso salió del cerro un tipo alto flacuchento a paso de que tenía algún asunto. Me miró y se me acercaba a paso presuroso. Yo me imaginé lo peor. Pero quería mear y no estaba de humor para que me maten o me roben todas mis cosas. Lo miraba con mi cara más de mierda posible mientras se acercaba. Parecía muy tenso y muy acelerado. En ese frío vestía una ligera camisa abierta a la altura del pecho. Empezamos a caminar lado a lado y empieza a hablarme. “¡Te imaginaí que te asalten a mano armada en pleno Santiago de Chile!” Le lancé mi mirada de John Wick después de que le mataron a su perro querido. Me preparaba para el ataque.

Lo inesperado pasó. Un perro cafecito talla media, clásico callejero, apareció detrás de nosotros. Empezó a ladrar al tipo que intentaba seguir hablando, los ladridos desaforados de lo que parecía ser mi defensor lo aplacaron, y enfurecido lo maldijo y se fue apresurado. El perro no dejó de ladrarle por más de dos cuadras. El tipo intentaba sacárselo de encima lanzando patadas que no lo alcanzaban. Cuando el perro terminó de ahuyentarlo volvió sobre sus pasos. Ni siquiera me miró mi salvador de cuatro patas y gesto orgulloso. Solo se fue por el mismo camino del que salió.

¿Qué significa esto? ¿En verdad me protege algo? Mi madre diría que son los ángeles que me cuidan. Yo no puedo negar lo extraño del suceso. Quién sabe lo que hubiera pasado si no aparecía. Ese día cinco perros me protegieron. Podría divagar por el resto de mi vida sobre esto. Me quedo con lo que diría mi madre.

Después de eso di la vuelta a la cuadra, oriné en un árbol, y seguí mi búsqueda por un lugar para descansar antes de partir al Embalse del Yeso. Esa historia se encuentra en algún post del pasado futuro.

viernes, 9 de marzo de 2018

Lo Mejor del 2017 Ecuador (+ Playlist)

Este artículo fue publicado en la Gaceta Cultural #31 de Enero/Febrero 2018 de República Sur.

El futuro de la escena independiente ecuatoriana siempre está en peligro de extinción. Principalmente porque su público es tacaño, y no aumenta en número con los años. Aun así la música y las bandas prevalecen ante un escenario adverso, poco remunerado, y apenas respaldado por sus abnegados gestores, y ¿la ley 1x1? Pero no todo está tan mal. Este año la oferta de festivales musicales fue brutal, tanto que incluso el emblemático “Carpazo” tuvo que cancelar por esto y varias razones adicionales. Por otro lado el “Festival El Descanso” de Cuenca va creciendo y consolidándose, así como el Funka Fest en Guayaquil, y qué decir del Quifo Fest con ya quince años. La escena musical ecuatoriana existe y prevalece contra todo pronóstico.

Este año tenemos el esperado nuevo álbum de La Máquina Camaleón “Amarilla” que se promocionó con la supuesta separación de la banda, y también con la animada “Motora”. El álbum tiene canciones viejas hoy rearmadas que han estado sonando en los conciertos camaleónicos como “Shiva”. Este nuevo color está lleno de influencias de Cerati, Tame Impala, Manú Chao, Editors, Radiohead, Devendra, Blur, etc… Un disco excelente, auto descrito como lento, pero con una emoción que estoy seguro la veremos desparramarse en el escenario “…hasta llegar al mar”. Escucha “Piedras”, “Manual del Perfecto Negociante”, “Los Beneficios de Ser Magnético” y “Embajada” que no está en Amarilla sino que es una maravillosa colaboración con El General Villamil que ya anunció su nuevo álbum “Daga” con el sencillo “Miamor”, divertido y con mucho surf, sello del General.


Una publicación compartida de xavogallegos by siete_ph (@xavier_gallegos_s) el



Nos quedamos en “La Perla” para visitar a Roberto Chalela líder de los Boards que suman a su discografía su tercer álbum “Dawn To Dark”. Chalela es un fanático del género post punk, este álbum no es la excepción, además incluye surf rock: “Burning”, reggae: “Distance From the Sun”, y lo que sería una de sus canciones más melódicas: “Tides”. No deja de cantar en inglés, aunque la tendencia vaya en dirección contraria.         

En esa dirección nos encontramos con el internacional Nicola Cruz que este año lanzó el EP “Cantos de Visión” que tiene cuatro temas llenos de identidad cambiando el frío de la montaña por el calor de la selva. Se puede escuchar marimbas selváticas, flautas, ritmos ceremoniales diversos como el Mapale, destinado al baile. Cantos de Visión tiene su lado b “Visiones” que incluye colaboraciones de Uji, JAJA, Simple Symmetry, entre otros. Nicola Cruz conquista el mundo con el sonido de sus raíces ancestrales que también son las nuestras.

La música electro ancestral ha tomado fuerza y participantes. Edwin Méndez es Mala Vibra quién ya lleva más de diez años enrumbado en sonidos andinos. Este año promocionó “10000 A.C” que destaca por su producción musical llena de instrumentos tradicionales como la truchuka, hasha, pingullos, quipas , silbatos, etc… y los mezcla con letras en español y kiwcha. El próximo año lanzará su álbum “Electro Ancestro”.

Si bien este álbum ya apareció previamente, EVHA, la banda de; Alejandro Mendoza, Renata Nieto, Sebastián Schmiedl, Mateo Kingman y Martín Calderón; decide relanzar este año “El Viejo Hombre de los Andes” con el sello argentino AYA Records. Este álbum “retoma los cantos viejos, los muta y los rearticula con elementos electrónicos”. “Son las ceremonias de la serranía, los coros lejanos del páramo, las voces ocultas de la selva, la Bomba, la Marimba, el San Juanito, que al unirse con lo electrónico relatan el nuevo remontar de la música ecuatoriana.” Así se describe la banda. El álbum brilla con canciones como “Yuyo”, “Culebra de Monte” o “Uiuí”. No se pierdan la experiencia en vivo.


Una publicación compartida de siete by xavogallegos (@siete_ph) el
Si hay un álbum que brilló por su impresionante composición estética es “Señales” de la banda quiteña Pánico. Siete canciones de pura perfección que empieza recordando bochornosos eventos de nuestro antiguo congreso nacional, para luego adentrase en historias más personales. Su sonido pop latinoamericano es obra de Sebastián Valbuena que además de la guitarra comparte voces con Maya Villacreses, Marcelo Dueñas en el bajo, Joaquín Terán en la batería y en el espectacular teclado Andrés Arauz. Si esto fuera un ranking “Señales” sin duda estaría disputando los primeros puestos con canciones como “Carta a una desconocida”, “Señales”, o “Banderitas de plástico”. Y como todo tiene su final, también es la despedida de la banda en la mejor calidad posible. ¡Pánico!  

Una de las sorpresas de este año fue Roberto Ávila que ya apareció antes con otras bandas donde ya reveló su personalidad apasionada y locuaz, ahora transmutada en el EP “Qara” que se traduce como  cuero o piel en quichua, Roberto explica un significado de aceptación musical, de un encuentro con su canción. La conmovedora voz de Roberto cala hondo en “Muchacha”, y reluce en “El Caballo”. Un EP con cinco canciones dignas de lo mejor de Latinoamérica con una voz que promete salvarnos a todos.

“Esto No Pasa En América” es uno de los álbumes que lanzó Letelefono este año, pero “Puro Sentimiento” es sin duda un paso adelante en su música. Nunca sonaron tan bien. Actualmente son Mario Cornejo, Leonardo Espinoza, Bernardo Arévalo, Sebastián Rodas y Daniel Nicolás Hurtado. Baladas modernas para personas que no saben bailar o bailan muy poco. Dramatismo y melancolía se fusionan con sonidos de algunos instrumentos musicales de juguete. Pablo Jerónimo Orellana alguna vez un Letelefono y Da Culkin Clan es el artífice de la música, Pablo reaparece para que Leo Espinoza le ponga las letras, y lo hizo inspirado en Nino Bravo, Camilo Sesto, Morrissey, Nick Cave, etc. Enloquece con “Las Mujeres de Mi Vida”, “Colash”, “Hellow Ana” y “Un Gran Hombre”. Por ahí uno podría pensar que se adelantaron a escribir “Las Mujeres de Mi vida” o quizás no. #LasNuevasGeneraciones  

Este año fue especial por la misteriosa aparición de quién se describiría como el Banksy de la música. Roba y reinterpreta, sí, desde el nombre. El tema del misterio no sé si se logró. Todo esto nos dejó un viaje por sampleos magistrales como el caso de “Cayendo Cayendo” y “Disco” que podrían estar incluidos en un álbum el próximo año. En la misma espera están los Sexores que vuelven con más Shoegaze después de un exitoso 2016 con el “Red Rooms”. Tres nuevos sencillos aparecieron: “Allures”, “Rigel” y “Bluish Lovers” que podrían integrar el nuevo álbum que se llamará “East / West” y que se lanzará este quince de mayo del 2018.

Continuamos en modo de espera con Tayos Tayos Tayos desde “La Perla” revelando la maravillosa voz de “La Habitante de la Luna” Sabi Gallegos Anda que también está a cargo dela guitarra y el sintetizador, volvemos a ver al “Macho Muchacho” Aldo Vanoni con look Jack White también en la voz, guitarra y sintetizador, completa la alineación con Sebastián Peralta en el bajo y Aldo Macciavello en la batería. Lo suyo es su propia versión del gótico, un sonido oscuro que no está tan desprovisto de luz y que se refleja en sus canciones: “El Cráneo de Santa Isabel”, “Tutankabron”, “Panama”, y la espectacular “Conglomo” que nos recuerda la fuerza de la composición ecuatoriana. El futuro vislumbra un álbum y lo esperamos con ansias, tal como lo hacemos con lo que será la interesante propuesta de Pablo Guerrero bajo el nombre de Ela Mar que lanzó un sencillo “Síndrome Pasado” producido nada más y nada menos que por “El Peón” Mauro Samaniego. Aquí prevalece un sonido experimental con mucho sinte y una voz que transita lo onírico encajando perfectamente sus letras. Está en la mira para el próximo año.


Una publicación compartida de xavogallegos by siete_ph (@xavier_gallegos_s) el
La nostalgia ochentera aparece con el nuevo álbum de 1982. “Homesick” es el regreso de Sebastián Narvaez y Antonio León a estructuras EDM a diferencia de “Nuevas Ondas” que tuvo estructura rock. “Plan B” tiene samples de Say Say Say de Paul McCarney y Michael Jackson, “Eye in the Sky” referencia a The Alan Parsons Proyect, y las colaboraciones locales son grandiosas, en “Homesick” participa el auto denominado “mejor rapero del Ecuador” André Farra, y en “Espiral” Sexores.
Dejamos el sonido sinte para dar paso al rock de Nuevo Bravo que debutó con el álbum “Hombre M”. Liderado por Mateo Terán, letras por Raúl Molina, y producido por Mauro Samaniego. Nuevo Bravo quiere revivir el rock con canciones como “Ojo Seco” o “Camaleón”, pero sin dejar aparte su lado más sensible expuesto en “Flores Muertas” o “Ana”. Si existe un concepto en este álbum ese es la intensidad.

Cuando Guardarraya se fue a volver se tomó su tiempo. Y es que esta banda que conoce los sentimientos más sinceros del Ecuador no da por sentado nada y lo entregan todo. El resultado final maduró ocho años “Me Fui a Volver” es su nuevo material que ve la luz gracias a un crowdfunding que demuestra el apoyo de su audiencia fiel. ¿Algo nuevo? Más moderno, con sintes predominantes y arreglos eléctricos, escucha: “Ecléctica” o “Burro Yeguero”. Dicen que el sonido conseguido es irrepetible con las condiciones particulares de grabación allá en una hacienda en Cayambe. Si bien es moderno no deja de ser el clásico Guardarraya de canciones honestas como “Machuca” y “Hoy”, también crean atmósferas que le otorgan cierta psicodelia como en “Otro Rato”. Álvaro Bermeo, Mateo Crespo, Andrés Caicedo, Jason De la Vega, Felipe Andino, y Franco Aguirre es la alineación que nos promete compartir buena música y Norteño por todos los escenarios y callejuelas del país. ¡Lero Lero!

El folclor no queda fuera este 2017 con “De Raíz” un proyecto de música folclórica contemporánea liderado por Stalin Pacheco, Marco Yupangui y Emmanuel Vásconez. “De Raíz” es el resultado de la investigación de diversos instrumentos tradicionales como la zampoña, rondador, payas, pingullos, y su mezcla con otros más actuales como la guitarra eléctrica, la batería, y violín. Su estilo también se ve afectado por esa mezcla de música étnica ecuatoriana con sonidos contemporáneos como el rock, jazz, y música académica. El álbum “In / Fusión” es un viaje por once temas compuestos por Pacheco, Yupangui y Vásconez; material para conectar con ritmos tradicionales como el yumbo, yaraví, sanjuán, fandango, danzante, chaspishca y capishca. Escucha “Hilo de Sueños”, “Sol de Lluvias”, “Raymi Sound” y “Espiral”.

Este año no ha sido indiferente con la tiranía. La de José Orellana. Madre, Padre, Líder, Tirano, cantante, y compositor de La Madre Tirana. Al puro estilo de Led Zeppelin nombrando sus álbumes aparece “La Madre Tirana II” con un sonido más experimental que su predecesor, lo que no significa que esté falto de temas enganchadores como es el caso de “Agripina rock n´ roll” que usa los riffs de “Anna” de los Beatles. Influencias fundamentales recaen en Charly García y Nirvana que no se manifiestan explícitamente en el álbum. Canciones como “El Mono Fundamental” brindan un sacudón con ritmos violentos que contrastan con la melodiosa “Como María”. “El Ocaso de los Ídolos” aparte de ser una referencia a al filósofo alemán Nietzche es una de las canciones que más estremece, y viene acompañado por un video que solo suma aún más la estética tirana, que también aparece en “Barcos Ebrios”… ¿Rimbaud?. Viaja con “Saturno” y no temas que este es un gran trabajo producido por el hermano de José, Pablo Jerónimo, que no deja de sorprendernos con su capacidad creativa. “La Madre Tirana II” convocó a la ilustradora Cristina Merchán "Miti Miti" para crear la portada del álbum físico que es una maravilla. 


Una publicación compartida de siete by xavogallegos (@siete_ph) el
Las propuestas que merecen una mención especial van para Cementerio de Elefantes con su álbum “Larutanatural”, el EP “Las Luces” de Jurupis and the Sheeps, el proyecto experimental cumbia de Guanaco Mc bajo el nombre de Guanchaka con “Monte Abajo”, para Nochka con su “Miti Miti”, y por último a Neoma quién es una de las voces más frescas y jóvenes de la música hoy por hoy.

Estoy seguro que muchos de estos nombres seguirán sorprendiéndonos en el 2018. Nuevos nombres aparecerán, porque el año se acaba, pero el ocaso está muy lejos de ponerle un punto final a nuestra música. Esto fue el 2017 en la escena alternativa de Ecuador.      

Todas las fotos de este artículo son cortesía de Xavier Gallegos / Encuentra sus fotografías en Instragram como: @siete_ph @xavier_gallegos_s
______________________________________________________________________________
Este playlist no incluye canciones de Tayos Tayos Tayos, De Raíz y Mala Vibra que no tienen su música en Spotify pero les dejo algunas de sus canciones disponibles de YouTube.






miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cerro Amarillo & Pampeadora


Esta es la historia de aquel que nunca sale en las fotos. No es el chupacabras, es el Daniel. El fin de semana pasado nos embarcamos en un viaje fotográfico más allá del Parque Nacional El Cajas en la provincia del Azuay. El equipo estuvo conformado por un cartógrafo: Felipe (desde España), un sociólogo, abogado: Daniel, y un comunicador y publicista: osea yo. Todos fotógrafos, algunos más que otros. Yo sigo llevando el bidón de agua por si alguien se pregunta sobre mis dotes fotográficos.

En fin, esto de capturar las estrellas es todo un arte que Daniel lo tiene casi dominado, Felipe le sigue el paso con su cámara análoga y habla puras hostias sobre una exposición. Yo me congelo, me olvidé el sleeping, una capa interna para mi pantalón, una casaca adicional y el bloqueador solar. Nobody says it was eeeeaaaasyyyyy. Estas son fotos tipo backstage si eso es posible en estos tipos de viajes outdoors. Relájense y disfruten.      





































































































































































































































































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...