Páginas

jueves, 31 de mayo de 2018

El Billete de Colección


**


¿Estoy de suerte? Que la cajera me dé de cambio voluntariamente un billete de dos dólares me hace pensar dos cosas. La primera que seguramente se equivocó al darme ese billete de colección o que es falso. Pero no. Es verdadero y no me lo puedo creer. Se siente extraño. Tengo ahora dos dólares que no quiero gastar. ¿Debo instagramear el momento? Soy dos dólares más pobre. ¿¡Señorita cajera qué me ha hecho!?

Ese billete que no debía estar ahí en mi billetera, sino en alguna caja de los tesoros, oculto de toda tentación por gastarlo, tuvo su última oportunidad de perderse en el mar de dinero del monopolio de Multicines, me faltaba un dólar suelto, pero al final me lo prestaron y los dos dólares se quedaron tranquilos en la oscuridad de mi billetera.

Ya son las 12:50 PM acabé mi programa de radio con música del General Villamil “Miamor” y conducía mi Corolla rojo del 79 de regreso a casa por la calle Benigno Malo. Pensaba en que debo escribir más en mi blog. Ya estaba en el puente del Centenario donde no estaba ese joven descalzo que pide  monedas a cambio de una limpiadita del parabrisas. Estaba otro, de apariencia diferente, con rostro conflictuado iba de ventana en ventana, de auto en auto pidiendo algo. Me llegó el turno. Me dijo que canta en los buses, y que le robaron su parlante, me pide que le ayude con alguna moneda para poder comprar otro. Cualquier cosa relacionada con la música tiene mi apoyo. Saqué mi billetera, pero descubrí que no tenía ninguna moneda y que solo tenía esos dos dólares. Lo cogí y se lo di.

Su voz delataba su procedencia. Un hermano colombiano. Cuando tomó el billete lo desenvolvió y vio que era bueno. No mentira. Me dijo que es un billete de colección. Su cara estaba llena de alegría y cada vez sonreía más. Me dijo que qué buena onda, gracias, y se fue alegre.

En realidad el que ocultaba la sonrisa era yo. Días atrás me sentía el elegido con ese billete de dos dólares. Ahora ese joven que vagabundea la vida lo tiene y espero que le traiga suerte(el parlante), o alegría que es lo último que me dejó.  

*El primer billete de dos dólares se usó en marzo de 1862. Fue bastante popular durante aproximadamente 100 años, pero en 1966, el gobierno decidió descontinuarlo citando una falta de interés. Diez años más tarde, volvió a circular con un nuevo diseño: Thomas Jefferson en el frente y la descripción de John Trumbull de la redacción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en la parte posterior.

Dato trivia (y hay más):

En 2016 una niña de ocho años fue detenida por la policía por intentar pagar sus nuggets con un billete de dos dólares. (Link a la noticia enla página de Forbes)

*Esta información está incluida en el mismo link inmediantamente anterior.
**Esta imagen pertenece a la campaña de Daft Punk de su álbum Random Access Memories

miércoles, 23 de mayo de 2018

Perros en el Cajón






La razón para visitar Chile dista mucho de un plan perfectamente organizado. ¡Por la razón o por la fuerza! Todo se fraguó en la terraza de un restaurante muy turístico y sobrevaluado donde conocí una chilena quinesióloga, amante de los deportes extremos y el reggaetón. No vamos a hablar de eso acá.

Llegué al medio día al Cajón del Maipo. Un pueblo pequeño a una hora de Santiago. Perfecto para actividades outdoor. La vista se impresiona con las grandes montañas y largos campos verdes. Y el fresco que por la noche será mayor.

Ahí estaba yo haciendo la de turista maravillado con el pequeño pueblo que tenía cuatro casas de ancho y siete de largo. Foto foto foto y para. Comer, Internet y buscar un sitio donde dormir. El Cajón del Maipo sufre las consecuencias de la minería. El río en el que algunos deportistas extremos practican rafting corre peligro. Y no solo el río. La actividad minera copa los pocos espacios disponibles para descansar en el pequeño pueblo. Y eso me puso en apuros.

No encontré espacio para mí en ningún lugar. La gente me miraba extraño y desconfiada. Tienen toda una larga historia que lo justifica. Y eso tampoco ayudó. Por primera vez en mi viaje mochilero me encontraba a la intemperie visualizándome en una banca del parque central, descansando como un mendigo. Y eso pasó. Solo que…

Después de comprar mí cena. Vino en caja, queso, pan, galletas. Me preparaba para dormir en esa banca del parque. Estaba nervioso. La gente que cruzaba por ahí a esas horas no tenía las mejores caras del Cajón. Trataba de parecer despierto. No me recosté. Estaba sentado normal con mi mochila grande a un lado y la pequeña al frente en mi pecho para calentarme. El frío de la noche iba en aumento y no servía mucho esto de dormir con un ojo abierto.

De repente un perro se acercó y se sentó en la banca de la izquierda. Eso me hizo sentir como un mendigo de verdad. Solo faltaba conocer a la mendiga y esto sería otra historia que incluía lluvia y bailes en postes. Pero a falta de uno, apareció otro perro, enorme, parecía un Gran Danés. Cariñoso y algo intenso, se auto invitó a mi banca y se quedó ahí dormido. Ya tenía dos perros a mis costados. Un tercero apareció sigiloso detrás de la banca y se acostó en el llano que ahí había. Minutos más tarde un cuarto se dispuso a dormir justo en frente de mi banca. Cuatro perros cubriendo perfectamente mis puntos cardinales, durmiendo a mi lado, en el parque central del Cajón del Maipo en Chile. Es lo último que se hubiera pasado por la cabeza cuando empecé ese viaje en julio del 2015. (Ya era septiembre) La cara de la gente que cruzaba por ahí me miraba aún más raro. Seguro me veía como “El Señor de las Bestias”, o como la señora criadora de palomas de “Mi Pobre Angelito 2” pero con perros. El nerviosismo que sentía antes se esfumó ante mi ejército canino. Pero tenía que mear. Así que después de esa escena digna de un sacrificado protector de animales que recibe su recompensa me dispuse a encontrar un lugar para descargar.

Salí del pueblo.  O mejor dicho caminé cuatro casas a un costado y los autos que pasaban no me permitían relajarme. No quería ser el extranjero mendigo que ensucia las calles descaradamente. Quería serlo discretamente. Así que seguí caminando en los bordes del pueblo. Llegué a una calle iluminada que no servía para esos fines pero estaba totalmente vacía. Mientras pensaba en eso salió del cerro un tipo alto flacuchento a paso de que tenía algún asunto. Me miró y se me acercaba a paso presuroso. Yo me imaginé lo peor. Pero quería mear y no estaba de humor para que me maten o me roben todas mis cosas. Lo miraba con mi cara más de mierda posible mientras se acercaba. Parecía muy tenso y muy acelerado. En ese frío vestía una ligera camisa abierta a la altura del pecho. Empezamos a caminar lado a lado y empieza a hablarme. “¡Te imaginaí que te asalten a mano armada en pleno Santiago de Chile!” Le lancé mi mirada de John Wick después de que le mataron a su perro querido. Me preparaba para el ataque.

Lo inesperado pasó. Un perro cafecito talla media, clásico callejero, apareció detrás de nosotros. Empezó a ladrar al tipo que intentaba seguir hablando, los ladridos desaforados de lo que parecía ser mi defensor lo aplacaron, y enfurecido lo maldijo y se fue apresurado. El perro no dejó de ladrarle por más de dos cuadras. El tipo intentaba sacárselo de encima lanzando patadas que no lo alcanzaban. Cuando el perro terminó de ahuyentarlo volvió sobre sus pasos. Ni siquiera me miró mi salvador de cuatro patas y gesto orgulloso. Solo se fue por el mismo camino del que salió.

¿Qué significa esto? ¿En verdad me protege algo? Mi madre diría que son los ángeles que me cuidan. Yo no puedo negar lo extraño del suceso. Quién sabe lo que hubiera pasado si no aparecía. Ese día cinco perros me protegieron. Podría divagar por el resto de mi vida sobre esto. Me quedo con lo que diría mi madre.

Después de eso di la vuelta a la cuadra, oriné en un árbol, y seguí mi búsqueda por un lugar para descansar antes de partir al Embalse del Yeso. Esa historia se encuentra en algún post del pasado futuro.

viernes, 9 de marzo de 2018

Lo Mejor del 2017 Ecuador (+ Playlist)

Este artículo fue publicado en la Gaceta Cultural #31 de Enero/Febrero 2018 de República Sur.

El futuro de la escena independiente ecuatoriana siempre está en peligro de extinción. Principalmente porque su público es tacaño, y no aumenta en número con los años. Aun así la música y las bandas prevalecen ante un escenario adverso, poco remunerado, y apenas respaldado por sus abnegados gestores, y ¿la ley 1x1? Pero no todo está tan mal. Este año la oferta de festivales musicales fue brutal, tanto que incluso el emblemático “Carpazo” tuvo que cancelar por esto y varias razones adicionales. Por otro lado el “Festival El Descanso” de Cuenca va creciendo y consolidándose, así como el Funka Fest en Guayaquil, y qué decir del Quifo Fest con ya quince años. La escena musical ecuatoriana existe y prevalece contra todo pronóstico.

Este año tenemos el esperado nuevo álbum de La Máquina Camaleón “Amarilla” que se promocionó con la supuesta separación de la banda, y también con la animada “Motora”. El álbum tiene canciones viejas hoy rearmadas que han estado sonando en los conciertos camaleónicos como “Shiva”. Este nuevo color está lleno de influencias de Cerati, Tame Impala, Manú Chao, Editors, Radiohead, Devendra, Blur, etc… Un disco excelente, auto descrito como lento, pero con una emoción que estoy seguro la veremos desparramarse en el escenario “…hasta llegar al mar”. Escucha “Piedras”, “Manual del Perfecto Negociante”, “Los Beneficios de Ser Magnético” y “Embajada” que no está en Amarilla sino que es una maravillosa colaboración con El General Villamil que ya anunció su nuevo álbum “Daga” con el sencillo “Miamor”, divertido y con mucho surf, sello del General.


Una publicación compartida de xavogallegos by siete_ph (@xavier_gallegos_s) el



Nos quedamos en “La Perla” para visitar a Roberto Chalela líder de los Boards que suman a su discografía su tercer álbum “Dawn To Dark”. Chalela es un fanático del género post punk, este álbum no es la excepción, además incluye surf rock: “Burning”, reggae: “Distance From the Sun”, y lo que sería una de sus canciones más melódicas: “Tides”. No deja de cantar en inglés, aunque la tendencia vaya en dirección contraria.         

En esa dirección nos encontramos con el internacional Nicola Cruz que este año lanzó el EP “Cantos de Visión” que tiene cuatro temas llenos de identidad cambiando el frío de la montaña por el calor de la selva. Se puede escuchar marimbas selváticas, flautas, ritmos ceremoniales diversos como el Mapale, destinado al baile. Cantos de Visión tiene su lado b “Visiones” que incluye colaboraciones de Uji, JAJA, Simple Symmetry, entre otros. Nicola Cruz conquista el mundo con el sonido de sus raíces ancestrales que también son las nuestras.

La música electro ancestral ha tomado fuerza y participantes. Edwin Méndez es Mala Vibra quién ya lleva más de diez años enrumbado en sonidos andinos. Este año promocionó “10000 A.C” que destaca por su producción musical llena de instrumentos tradicionales como la truchuka, hasha, pingullos, quipas , silbatos, etc… y los mezcla con letras en español y kiwcha. El próximo año lanzará su álbum “Electro Ancestro”.

Si bien este álbum ya apareció previamente, EVHA, la banda de; Alejandro Mendoza, Renata Nieto, Sebastián Schmiedl, Mateo Kingman y Martín Calderón; decide relanzar este año “El Viejo Hombre de los Andes” con el sello argentino AYA Records. Este álbum “retoma los cantos viejos, los muta y los rearticula con elementos electrónicos”. “Son las ceremonias de la serranía, los coros lejanos del páramo, las voces ocultas de la selva, la Bomba, la Marimba, el San Juanito, que al unirse con lo electrónico relatan el nuevo remontar de la música ecuatoriana.” Así se describe la banda. El álbum brilla con canciones como “Yuyo”, “Culebra de Monte” o “Uiuí”. No se pierdan la experiencia en vivo.


Una publicación compartida de siete by xavogallegos (@siete_ph) el
Si hay un álbum que brilló por su impresionante composición estética es “Señales” de la banda quiteña Pánico. Siete canciones de pura perfección que empieza recordando bochornosos eventos de nuestro antiguo congreso nacional, para luego adentrase en historias más personales. Su sonido pop latinoamericano es obra de Sebastián Valbuena que además de la guitarra comparte voces con Maya Villacreses, Marcelo Dueñas en el bajo, Joaquín Terán en la batería y en el espectacular teclado Andrés Arauz. Si esto fuera un ranking “Señales” sin duda estaría disputando los primeros puestos con canciones como “Carta a una desconocida”, “Señales”, o “Banderitas de plástico”. Y como todo tiene su final, también es la despedida de la banda en la mejor calidad posible. ¡Pánico!  

Una de las sorpresas de este año fue Roberto Ávila que ya apareció antes con otras bandas donde ya reveló su personalidad apasionada y locuaz, ahora transmutada en el EP “Qara” que se traduce como  cuero o piel en quichua, Roberto explica un significado de aceptación musical, de un encuentro con su canción. La conmovedora voz de Roberto cala hondo en “Muchacha”, y reluce en “El Caballo”. Un EP con cinco canciones dignas de lo mejor de Latinoamérica con una voz que promete salvarnos a todos.

“Esto No Pasa En América” es uno de los álbumes que lanzó Letelefono este año, pero “Puro Sentimiento” es sin duda un paso adelante en su música. Nunca sonaron tan bien. Actualmente son Mario Cornejo, Leonardo Espinoza, Bernardo Arévalo, Sebastián Rodas y Daniel Nicolás Hurtado. Baladas modernas para personas que no saben bailar o bailan muy poco. Dramatismo y melancolía se fusionan con sonidos de algunos instrumentos musicales de juguete. Pablo Jerónimo Orellana alguna vez un Letelefono y Da Culkin Clan es el artífice de la música, Pablo reaparece para que Leo Espinoza le ponga las letras, y lo hizo inspirado en Nino Bravo, Camilo Sesto, Morrissey, Nick Cave, etc. Enloquece con “Las Mujeres de Mi Vida”, “Colash”, “Hellow Ana” y “Un Gran Hombre”. Por ahí uno podría pensar que se adelantaron a escribir “Las Mujeres de Mi vida” o quizás no. #LasNuevasGeneraciones  

Este año fue especial por la misteriosa aparición de quién se describiría como el Banksy de la música. Roba y reinterpreta, sí, desde el nombre. El tema del misterio no sé si se logró. Todo esto nos dejó un viaje por sampleos magistrales como el caso de “Cayendo Cayendo” y “Disco” que podrían estar incluidos en un álbum el próximo año. En la misma espera están los Sexores que vuelven con más Shoegaze después de un exitoso 2016 con el “Red Rooms”. Tres nuevos sencillos aparecieron: “Allures”, “Rigel” y “Bluish Lovers” que podrían integrar el nuevo álbum que se llamará “East / West” y que se lanzará este quince de mayo del 2018.

Continuamos en modo de espera con Tayos Tayos Tayos desde “La Perla” revelando la maravillosa voz de “La Habitante de la Luna” Sabi Gallegos Anda que también está a cargo dela guitarra y el sintetizador, volvemos a ver al “Macho Muchacho” Aldo Vanoni con look Jack White también en la voz, guitarra y sintetizador, completa la alineación con Sebastián Peralta en el bajo y Aldo Macciavello en la batería. Lo suyo es su propia versión del gótico, un sonido oscuro que no está tan desprovisto de luz y que se refleja en sus canciones: “El Cráneo de Santa Isabel”, “Tutankabron”, “Panama”, y la espectacular “Conglomo” que nos recuerda la fuerza de la composición ecuatoriana. El futuro vislumbra un álbum y lo esperamos con ansias, tal como lo hacemos con lo que será la interesante propuesta de Pablo Guerrero bajo el nombre de Ela Mar que lanzó un sencillo “Síndrome Pasado” producido nada más y nada menos que por “El Peón” Mauro Samaniego. Aquí prevalece un sonido experimental con mucho sinte y una voz que transita lo onírico encajando perfectamente sus letras. Está en la mira para el próximo año.


Una publicación compartida de xavogallegos by siete_ph (@xavier_gallegos_s) el
La nostalgia ochentera aparece con el nuevo álbum de 1982. “Homesick” es el regreso de Sebastián Narvaez y Antonio León a estructuras EDM a diferencia de “Nuevas Ondas” que tuvo estructura rock. “Plan B” tiene samples de Say Say Say de Paul McCarney y Michael Jackson, “Eye in the Sky” referencia a The Alan Parsons Proyect, y las colaboraciones locales son grandiosas, en “Homesick” participa el auto denominado “mejor rapero del Ecuador” André Farra, y en “Espiral” Sexores.
Dejamos el sonido sinte para dar paso al rock de Nuevo Bravo que debutó con el álbum “Hombre M”. Liderado por Mateo Terán, letras por Raúl Molina, y producido por Mauro Samaniego. Nuevo Bravo quiere revivir el rock con canciones como “Ojo Seco” o “Camaleón”, pero sin dejar aparte su lado más sensible expuesto en “Flores Muertas” o “Ana”. Si existe un concepto en este álbum ese es la intensidad.

Cuando Guardarraya se fue a volver se tomó su tiempo. Y es que esta banda que conoce los sentimientos más sinceros del Ecuador no da por sentado nada y lo entregan todo. El resultado final maduró ocho años “Me Fui a Volver” es su nuevo material que ve la luz gracias a un crowdfunding que demuestra el apoyo de su audiencia fiel. ¿Algo nuevo? Más moderno, con sintes predominantes y arreglos eléctricos, escucha: “Ecléctica” o “Burro Yeguero”. Dicen que el sonido conseguido es irrepetible con las condiciones particulares de grabación allá en una hacienda en Cayambe. Si bien es moderno no deja de ser el clásico Guardarraya de canciones honestas como “Machuca” y “Hoy”, también crean atmósferas que le otorgan cierta psicodelia como en “Otro Rato”. Álvaro Bermeo, Mateo Crespo, Andrés Caicedo, Jason De la Vega, Felipe Andino, y Franco Aguirre es la alineación que nos promete compartir buena música y Norteño por todos los escenarios y callejuelas del país. ¡Lero Lero!

El folclor no queda fuera este 2017 con “De Raíz” un proyecto de música folclórica contemporánea liderado por Stalin Pacheco, Marco Yupangui y Emmanuel Vásconez. “De Raíz” es el resultado de la investigación de diversos instrumentos tradicionales como la zampoña, rondador, payas, pingullos, y su mezcla con otros más actuales como la guitarra eléctrica, la batería, y violín. Su estilo también se ve afectado por esa mezcla de música étnica ecuatoriana con sonidos contemporáneos como el rock, jazz, y música académica. El álbum “In / Fusión” es un viaje por once temas compuestos por Pacheco, Yupangui y Vásconez; material para conectar con ritmos tradicionales como el yumbo, yaraví, sanjuán, fandango, danzante, chaspishca y capishca. Escucha “Hilo de Sueños”, “Sol de Lluvias”, “Raymi Sound” y “Espiral”.

Este año no ha sido indiferente con la tiranía. La de José Orellana. Madre, Padre, Líder, Tirano, cantante, y compositor de La Madre Tirana. Al puro estilo de Led Zeppelin nombrando sus álbumes aparece “La Madre Tirana II” con un sonido más experimental que su predecesor, lo que no significa que esté falto de temas enganchadores como es el caso de “Agripina rock n´ roll” que usa los riffs de “Anna” de los Beatles. Influencias fundamentales recaen en Charly García y Nirvana que no se manifiestan explícitamente en el álbum. Canciones como “El Mono Fundamental” brindan un sacudón con ritmos violentos que contrastan con la melodiosa “Como María”. “El Ocaso de los Ídolos” aparte de ser una referencia a al filósofo alemán Nietzche es una de las canciones que más estremece, y viene acompañado por un video que solo suma aún más la estética tirana, que también aparece en “Barcos Ebrios”… ¿Rimbaud?. Viaja con “Saturno” y no temas que este es un gran trabajo producido por el hermano de José, Pablo Jerónimo, que no deja de sorprendernos con su capacidad creativa. “La Madre Tirana II” convocó a la ilustradora Cristina Merchán "Miti Miti" para crear la portada del álbum físico que es una maravilla. 


Una publicación compartida de siete by xavogallegos (@siete_ph) el
Las propuestas que merecen una mención especial van para Cementerio de Elefantes con su álbum “Larutanatural”, el EP “Las Luces” de Jurupis and the Sheeps, el proyecto experimental cumbia de Guanaco Mc bajo el nombre de Guanchaka con “Monte Abajo”, para Nochka con su “Miti Miti”, y por último a Neoma quién es una de las voces más frescas y jóvenes de la música hoy por hoy.

Estoy seguro que muchos de estos nombres seguirán sorprendiéndonos en el 2018. Nuevos nombres aparecerán, porque el año se acaba, pero el ocaso está muy lejos de ponerle un punto final a nuestra música. Esto fue el 2017 en la escena alternativa de Ecuador.      

Todas las fotos de este artículo son cortesía de Xavier Gallegos / Encuentra sus fotografías en Instragram como: @siete_ph @xavier_gallegos_s
______________________________________________________________________________
Este playlist no incluye canciones de Tayos Tayos Tayos, De Raíz y Mala Vibra que no tienen su música en Spotify pero les dejo algunas de sus canciones disponibles de YouTube.






miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cerro Amarillo & Pampeadora


Esta es la historia de aquel que nunca sale en las fotos. No es el chupacabras, es el Daniel. El fin de semana pasado nos embarcamos en un viaje fotográfico más allá del Parque Nacional El Cajas en la provincia del Azuay. El equipo estuvo conformado por un cartógrafo: Felipe (desde España), un sociólogo, abogado: Daniel, y un comunicador y publicista: osea yo. Todos fotógrafos, algunos más que otros. Yo sigo llevando el bidón de agua por si alguien se pregunta sobre mis dotes fotográficos.

En fin, esto de capturar las estrellas es todo un arte que Daniel lo tiene casi dominado, Felipe le sigue el paso con su cámara análoga y habla puras hostias sobre una exposición. Yo me congelo, me olvidé el sleeping, una capa interna para mi pantalón, una casaca adicional y el bloqueador solar. Nobody says it was eeeeaaaasyyyyy. Estas son fotos tipo backstage si eso es posible en estos tipos de viajes outdoors. Relájense y disfruten.      





































































































































































































































































domingo, 12 de noviembre de 2017

Vive Colombia, Viaja por ella (Parte 1)


Muchos son los estereotipos que tenemos sobre nuestros países vecinos. Incluso llegan a niveles de intolerancia xenófoba. Pero estos impulsos sin fundamento casi instantáneos se pierden cuando reconocemos sus cualidades, muchas de ellas las hemos podido disfrutar; como las letras de Gabo, la música de Joe Arroyo, el escorpión de Higuita, la belleza de sus mujeres, el café.

Cuando veo noticias del país cafetero en la televisión me resulta lejano, como si estuvieran en otro continente, como si no hubiéramos compartido nunca un pasado junto. Saco un mapa y me sorprende lo cerca que está. ¿Por qué no se me ocurrió visitarlo antes? Acompáñenme, vamos a hacernos una idea más cercana de nuestros vecinos del norte.

Empezamos bien con un vuelo directo a Bogotá desde Quito. 200 dólares más o menos en la aerolínea Wingo, cualquier preferencia (como escoger tu asiento, o llevar una maleta grande) te va a costar extra. Lee las letras pequeñas, prepara con anticipación y no seas tacaño.

Los temas más recientes sobre Colombia son sobre la paz con la guerrilla. El Presidente Santos ganó el Premio Nobel de la Paz por estos esfuerzos. En contraste ganó el “no” en el “plebiscito por la paz”, una votación que registró un ausentismo mayor al 60%. Las votaciones en Colombia son voluntarias. Aun así la diferencia de votos positivos y negativos fue reducida. El “no” estaba respaldado por el ex presidente Álvaro Uribe.

Muchos dicen que la guerrilla ha sido siempre la excusa de todos los problemas colombianos, pero que el verdadero problema es la corrupción que se oculta en esa densa selva política. Se dice que los colombianos están divorciados de la clase política.































(A este señor le puedes pagar por la explicación completa de la historia de la plaza)

















































































































El sol del mediodía en la capital se siente fuerte, y más cuando caminas por la Plaza de Bolívar. No tiene ningún tipo de árbol o planta decorativa. El mismo Libertador sufre los embates del sol en el medio de una plaza de color beige rodeado de un infinito número de palomas que no se cansan de comer el maíz que los turistas y locales les tiran. Los policías llevan Rottweilers con bozales para nuestra protección. La seguridad se intensifica al pasar por la residencia del presidente (donde no vive), el Palacio de Nariño, nadie pasa sin que un policía revise tu bolso o mochila. No debes caminar por la vereda del palacio. Cualquier cosa la calle o al frente. Estas medidas no son arbitrarias, basta recordar el “Bogotazo” o la toma del palacio de justicia años atrás. Años decisivos para el futuro de Colombia.

Sentado en las gradas del Capitolio Nacional aprovecho la sombra para descansar un poco. Los vendedores te hacen sentir como un rey, las opciones compiten entre helados y hormiga culona. Esta última es conocida por su alta cantidad de proteína y afrodisiaco, incluso se regala en bodas. Debí comprar la hormiga.




El transporte público en Bogotá está liderado por el Transmilenio, el metro, y los buses. Todos integrados. Ahora, subir al Transmilenio y entender sus rutas y salidas y conexiones es toda una aventura. Como el tiempo es oro no dudes en preguntar a los encargados qué ruta tomar a tu destino, ellos lo saben todo, y encima están de buen humor.   

Me fui al Parque de la 93, en la zona de Chapinero al norte, me reencontré con Karen, a quién conocí en Santiago de Chile en 2015; junto a León, su novio, comimos un “calentado” en un restaurante, se supone que son sobras de comida, se sirve como un plato a la carta de muchas maneras, puede llevar complementos, es muy colombiano. Cuando viajas tienes la opción turista, o la opción de sentirte como un local.

Más tarde recorrimos la Zona T, la zona rosa de Bogotá, repleta de bares y restaurantes. Nos metimos a un bar para beber unas cervezas artesanales. Previamente hicimos una parada en la cervecería “más chica” de la capital: BBC (Bogotá Beer Company); básicamente crearon una  cerveza que se sienta muy bogotana, sus tipos de cerveza llevan nombres de los barrios de Bogotá como: Monserrate, Candelaria, Chapinero, etc… Está buena.

La noche en “La Candelaria” (centro de Bogotá) es peligroso y hay que ir con cuidado. Por el día queda cerca El Museo del Oro donde puedes encontrar una pieza de oro maravillosa no solo por su historia, sino también por su construcción: la Balsa Muisca. No muy lejos está El Parque de los Periodistas donde buscaba el Free Walking Tour Bogotá y casualmente me tropecé con el Bogotá Graffiti Tour que recorre el barrio de La Candelaria en base a los graffitis que varios Street Artist locales e internacionales han dejado en las paredes de la ciudad. Esta es una gran opción para conocer más a fondo la coyuntura artística, política y social de Colombia. Carlos, nuestro guía, explicaba con lujo de detalle los hechos que provocaron las expresiones protesta de esos graffitis. Para los curiosos estos son algunos nombres que integran la lista de artistas que dejaron una marca en Bogotá (algunos siguen hasta hoy): Guerrero, Hox, DjLu, Animal Power Crew (APC), Lesivo, Rodez, Hell Saint Cat, Kiptoe, etc…
  































En este mismo tour visitamos la Plazoleta del Chorro de Quevedo, donde se cree se fundó Bogotá, al que se accede por un callejón (Calle del Embudo) que está cerca del Hostal Fátima donde estuve y que recomiendo si lo que buscas es un hospedaje mochilero fiestero, barato,  y de calidad. Si tienes suerte trata de conversar con Roberto en el bar, sabe mucho sobre la historia y cultura colombiana. Como iba diciendo… La plazoleta es perfecta para relajarse, ver cómo cae la tarde tomando un vino acompañado por la música que los viajeros ofrecen con toda la buena vibra. De vez en cuando la policía pide papeles a la gente de la plaza, como para no olvidarnos de estar tensos.          
  
Carlos nuestro guía del graffiti nos recomienda visitar el mirador del Santuario de Monserrate. En camino puedes visitar la Casa Museo Quinta de Bolívar. Vale la pena saber cómo vivía el Libertador junto a la temperamental Manuela Sáenz (la vasenilla viene incluida). Después puedes subir las gradas para el mirador, o si no quieres sudar la gota gorda, hay un funicular, pero debes hacer una fila enorme y no tienes cara de tener paciencia ¿o sí? No subas en la noche parcerito.


 (Vista del Santuario de Monserrate )


El tour graffiti termina recordando a Diego Felipe Becerra, un joven de 16 años que fue asesinado por un elemento policial con un disparo en la espalda mientras grafiteaba una pared. La comunidad grafitera se encargó de que no se olvidaran de su nombre “Tripido”.




(Esta infografía fue tomada del portal web de la revista Semana de Colombia que fue publicada el 11 de noviembre de 2017 en este enlace: http://www.semana.com/on-line/multimedia/infografia-los-casos-mas-controvertidos-y-mediaticos-de-colombia/517202)

Bogotá tiene una oferta cultural diversa y muy importante como el caso del Museo Botero que además del anfitrión, se incluye una muestra adicional de los artistas más importantes del mundo: Chagall, Giacometti, Picasso, etc… Se siente como si hubiera descubierto un tesoro escondido.

Cuando le pregunté a los colombianos sobre su café favorito no pudieron decirme uno. Hay tantos y todos muy buenos que no queda más que hacerle caso a la publicidad cafetera que más ha calado en mí ser adicto a la cafeína. “Dios” sabe que es el “mejor”. Después del café me voy al norte, y vuelvo con la segunda parte de esta historia.


viernes, 13 de octubre de 2017

Lo mejor del 2016 Ecuador

























Es importante entender que este momento es único en la música ecuatoriana. La propaganda del gobierno prendió el patriotismo colectivo como pocas veces se ha visto, la aparición de leyes que promueven la difusión de música nacional fue muy importante, pero ante todo, las bandas se las han ingeniado para prevalecer y sobrevivir (como siempre) en medio de una audiencia poco interesada e ingrata. Aun así, hoy se escucha más música de la nuestra, que en realidad está lejos de ser nuestra nuestra. Aceptémoslo somos demasiado snobs.

Así con ese panorama, la mejor apuesta que los músicos locales pudieron hacer es dejar de lado el protagonismo de la guitarra para dar paso a otros instrumentos, y otras sonoridades, a veces más simples. Dejaron de lado las composiciones y letras complejas, se dedicaron a cantar sobre sexo y banalidad olvidando toda coyuntura política y social. Aunque algunos surgieron con mensajes revolucionarios sin darse cuenta, me refiero a los sonidos que homenajean a nuestros ancestros, y en algunos casos hasta renuevan nuestras raíces.

Sin más preámbulo ¿Qué fue lo mejor del 2016?

Uno de los más destacados es el quiteño Daniel Lofreda más conocido como Quixosis que lanzó el álbum De Fiúcher en el que hace realidad un nuevo mestizaje de tecnologías. Un sonido creado sin computador, pero con muchas máquinas. Si el “Andes Step” tuvo un origen, yo le apuesto a Quixosis. Escucha “Igual a equis” y “Desenfoque: No Demise(live)”. Lanzó además un tema para el colectivo argentino Canal Dub que tiene el recopilatorio World Riddims, en el volumen 2 incluye “Gnossienne #1 /Satie & Dali (singol)”, una re versión fantástica de la obra del alemán Erik Satie.

En el país no se escucha frecuentemente la creación de géneros musicales nuevos, o serios. El “Andes Step” es el más nuevo. Gracias a Daniel López podríamos estar hablando del género “Reggaetón Abstracto”. López cruza las líneas de la experimentación electrónica con el tema “Temple”. Todavía hay demasiados prejuicios con ese género, pero quién sabe qué pase en el futuro, la cumbia en Argentina se impregnó de un nuevo prestigio después de que aparecieran fusiones electrónicas como por ejemplo con Pedro Canale de Chancha Vía Circuito.

Lascivio Bohemia es todo experimento con su Afro Andes EP. Como ya dedujeron, es una mezcla con base en la música electrónica y los cantos tradicionales afro ecuatorianos de la zona de Esmeraldas. Se puede disfrutar del particular sonido de la marimba y el cununo, toda una experiencia con “Caderona” o “Congo”.

La banda guayaquileña que no le teme a la experimentación, esa es Morfeo, su álbum RA los muestra oscuros y viscerales, con letras en su mayoría sobre amor, desamor, rupturas; que son algunos de los elementos que conforman este trabajo. Un sonido bien logrado protagonizado por muchos sintetizadores, composiciones complejas, saturadas, y equilibradas por la voz de Carlos Bohórquez. Hazte una idea con “Más”, y “Perdidos en la Noche”. No olvides escuchar “Psicópata” el nuevo tema de Mamá Soy Demente, banda liderada también por Bohórquez.

Conde Data es el hijo de las bandas: Mamá Soy Demente, Morfeo y Macho Muchacho. Lanzó los temas “Kuatro”y “Quasar” en los que continúan su estilo electrónico con sobredosis de samplers y sintetizadores, sorprende con la riqueza del manejo de la voz, sin duda la mejor del espectro alternativo del ecuador.

Un gran futuro le espera a Xavier Peñaherrera, a quien conocí en la boda de una amiga querida. El es dj y productor que bajo el seudónimo Xavier Pla nos trajo “Snitch” un gran tema que por alguna razón me suena muy bien para esta época navideña, lleva sonidos electro bossa nova con detalles muy estilizados y cuidados. Experiencia chill out indiscutible.

El rock ha sido una gran influencia para los músicos ecuatorianos, y ha sido difícil salir de esa fórmula por muchos años. En los noventa destacaban Sobrepeso y Sal & Mileto en las radios. Hoy podemos disfrutar de música inspirada en géneros como el Surf Rock o el Post Punk. Es el caso de Boards, banda guayaquileña liderada por Roberto Chalela, y que nos regaló por navidad “Burning” un tema ligero y melodioso que hace honores a los ochenta. En la misma categoría encontramos a los cuencanos Molicie con “Soleado”. Ernesto Aguilar nos muestra la mejor versión de su voz acompañada de guitarras sin distorsiones exageradas y toques simples, una canción para el verano que no tenemos. 

Si de álbumes indispensables hablamos Los Días Invisibles de El Extraño integra fácilmente esta lista. El single “Las Chicas Van en Auto” detalla muy bien su sonido indie rock, aunque no deja las suaves melodías presentes en “Batallas” o “Remolinos”. Este material tiene cojones, así como Rastros de Los Vuelos de Mariangula. Un álbum que no tiene miedo de mezclar shoegaze, grunge y rock. Lanzaron “Celuloide” como su corte comercial, que contrasta con canciones como “Tetetes”, o “Tanteando(Braazil)”. Sonidos más fuertes que cogen el estómago.

Volvemos a la costa ecuatoriana con El General Villamil y su Jalea un álbum muy divertido de escuchar. Con estilo surf rock y algo de psicodelia, escucha; “Madrigal Olonsero”, “Chicha Serf”, o su canción insignia “Es El Amor”. Vale la pena escucharlos en vivo. Así como la banda de Pedro Bonfim, Lolabúm, que metió a la gente al escenario de la glorieta del Parque Calderón en Cuenca para cantar juntos, emocionados y algo cabreados (fallas de sonido) su disco debut que tiene de todo; punk, rock, y la mejor “balada” quinceañera del año, sí, “Ventanas”. Incluye en tu playlist *“Ciempiés”, y “De Fondo”. 

Estos son tiempos de tiranía, y para eso necesitamos un representante digno. ¿Vladímir? No. Me refiero al proyecto solista de José Orellana, líder de Jodamassa. La Madre Tirana tiene un lado más sensible y personal que percibimos previamente en el Esteban Albino(con Jodamassa) . La tiranía suena a redención y revelación, transparente con influencias como Charly García y Spineta. Orellana compuso todo el sonido. En el escenario se despoja de su protectora guitarra para enfocarse en la voz. “Alferecía (Rock N Roll)”, “El Cuadro”, “La Mañana Negra” canciones básicas para un álbum homónimo diverso y lleno de sorpresas, así como el 2016.

Da Pawn, la banda de Mauro Samaniego nos regaló un disco maravilloso Verano en Coma. Apoyado en un crowdfunding local, este nuevo material es melodías bien logradas por todo lado, la voz de Samaniego suena mejor que nunca, se nota el compromiso de la banda por lograr un sonido superior y sólido, logros que solo con el tiempo se consiguen. El tiempo es el tema central de las letras, demasiado evidente en “Años”, “Temblores”, “Ballenas de Ruido”. Sí, suenan a Strokes intencionalmente. Llegan a su mejor momento en “Ballenas de Ruido”. Si aún no los ven en vivo, inclúyanlo en la lista de metas del nuevo año, ahí junto a bajar de peso y dejar de fumar.

Y para tomar en cuenta. Ricardo Pita con su Viento Eterno. Swing Original Monks con “Amor Inalámbrico”. Elia con “Libertad, Cultura, Fe”. El Porno EP de la banda Porno. El álbum Blasfemia de Guanaco, el EP de André Farra Nightime, Red Rooms de Sexores, y “Asyntota” de HIATO.
Se acaba el 2016. He disfrutado mucho de estas increíbles bandas ecuatorianas que espero regresen con más música. Hay que mencionar la importancia de los espacios culturales que hacen posible la difusión de todo esto, en particular a República Sur. Ya nos veremos en el 2017, ojalá no perdamos la viada.

*Tonicamo hace una versión muy buena de “Ciempiés”

**Texto publicado en la gaceta cultural de República Sur del mes de enero del 2017
-Darío Orellana es “El Interruptor” programa de radio alternativo que se transmite de lunes a viernes en 102.1 FM


martes, 22 de agosto de 2017

Cerro Fasayñan


Menos palabras más acción


























Descendiendo el Cerro Fasayñán































Prisca llegando a la primera cumbre




























El Suco antes de llegar a la primera cumbre
































Nuestro guía Pancho Jack motivando
































Laguna del cráter del volcán extinto en en Cerro Fasayñan
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...