Páginas

viernes, 18 de julio de 2008

¡Slowmo Stories Back!

English Headlines


Todavía recuerdo mis primeras entradas en El Joven Dario, podría decir que las escribí ayer.
Hoy me molesta un poco la mezcla de títulos en inglés con textos en español. El Bob me hubiera reclamado: "¿Darío por qué escogiste aculturizarte?"


Creo que tengo una respuesta. ¡Hollywood! ¿No? Son las imagenes a las que hemos estado expuestos los jóvenes desde pequeños. Es la imagen & el sonido. Me acuerdo del impacto que me causó ver en el Mercurio (Diario local de Cuenca) que estaban dando Indiana Jones, o Volver al Futuro. Se veía tan caro, tan lejano, pero, majestuoso.


Es entonces que me doy cuenta de dónde me parece que sale nuestra mezcla en la escritura informal. Cuando veía películas como las que ya mencioné, aparecían los títulos en inglés, casi ocupaban toda la pantalla, añadamos un poco de música de John Williams. ¿Cómo no crear impacto?


Para empezar el atractivo de lo extranjero en imagenes y sonidos impresionantes fue el primer escalón en nuestra "aculturación" literaria. Después no hay que ser genios para darse cuenta que todas las películas que nos llegaban eran gringas. Somos fanáticos de esa cultura de manera medio inconsciente. Sería como una especie de monopolio cultural, porque no sabíamos que habían otras alternativas, el otro cine no era comercial, ni estábamos acostumbrados a su estética. Es así que todos vimos las películas de Steven Spielberg, de George Lucas. Vimos al Sr. Miyagi y Superman. Vimos a "hombres duros" como Steven Seagal y Chuck Norris. Y quién no quería vencer al mal a patadas después de Retroceder Nunca Rendirse Jamás. ¿Quién no se enamoró de Daryl Hanna en Splash? Y cómo no identificarse con Ferris Bueller.


Hay un millón de ejemplos. El millón de películas también eran norteamericanas. Todos los títulos estuvieron en inglés, nos gustaron los nombres de los héroes y las heroínas. No por nada hay unos cuantos Erick, Bryan, John Paul, etc...


De cierta manera estas historias que pudimos ver en el cine o en la televisión nos causaban emociones. Y es que no es solo eso, es la forma de decir las cosas. ¿Recuerdan Terminator? "I´ll be back" Es como si no se pudiera decir algunas frases en otro idioma más que en inglés. Porque llevan incluidos significados, llevan un tipo de feeling.


Hace poco pude leer una historia titulada "Ring of Fire". Impresionate, conmovedora e inolvidable. Solo el título fue escrito en inglés. Pero este relato me recordó a mí mismo. Me dí cuenta de mis parecidos con la escritora, además de la coincidencia de ponerle títulos en inglés a algunos escritos. Me atrevo a decir que puede ser un indicio, un patrón de escritura con inspiración, con sentimientos honestos y muy exclusivos.


Pocas son las entradas a las que les he puesto títulos en inglés últimamente, "The Slowmo Stories 1/2" me recuerda los inicios de tantas situaciones, experiencias, puntos de vista y modos de pensar que me parece imposible desprenderme de esta tradición informal propia.

4 comentarios:

karla torres dijo...

pues escribier los sentimientos mas honestos de nuestro interior... me parece muy chevere
hay un blog garisima es de sebastian zaldumbide.. escribe todos los dias lo que siente... me encanta... creo que tu blog tiene su propio estilo pero que mas me gusta es que toca temas muy variados...
conciderame una admiradora de tu blog... un abrazo jovendario...

beto dijo...

:)muy interesante...

XaVieR dijo...

Por que mezclar ambos idiomas? por que? un punto para reflexionar

quiero que lo descubras por tus propios metodos y pensamientos, asi te autoevaluas.

me parece bien que lo hayas reflexionado.

yo pase por lo mismo hace 3 años.


topate

eljovendario dijo...

Gracias por tus palabras Karla, la experiencia dice que hay que seguir la línea de la honestidad, no hay cosa más cierta. Beto, qué profundidad, jajaja. Xavier hecho el mayor no se qué, jajaja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...