Páginas

martes, 12 de octubre de 2010

Viajando en el tiempo

Me maravilla pensar en cómo hemos desafiado al tiempo. Solo nos falta teletransportarnos para poder hacer de un día, tres. El transporte aéreo es impresionante, cada vez que me subo a un avión me sorprendo de cómo hemos logrado que un objeto gigante se eleve tan alto, y lo mejor, de cómo la gente se siente tan segura ahí. Yo no me permito tal confianza, prefiero torturarme pensando en que un gremlin va a sabotear el viaje, o, que la turbulencia terminará con un zambullido directo en el medio del océano. Cuando estoy tan alto en el cielo vuelvo a creer en seres superiores, pero la azafata(yo sé por qué prefiere el transporte aéreo, siendo así tan celestial sé lo que le dirían los choferes terrestres) me sonríe y me dice: "¿Algo de tomar?" Es inevitable responder con una sonrisa: "Vino". (También puedes comentar en http://www.facebook.com/pages/El-Joven-Dario/106630079392777 / y www.twitter.com/eljovendario )






La gente se enoja un poco cuando uno abre la ventana interna del avión para ver al mundo desde una perspectiva más suprema. Estos escenarios me hacen olvidar más rápido el lugar de donde vengo. "Nadie que conozca va a estar allá a donde voy."- Pensé.







Primera escala, Panamá, cuántas personas se movilizan ahí es impresionante. Y de entre millones de personas... La Estefi y su familia, grandes amigas.




Una despedida rápida, y en el avión era inevitable pensar en el acontecimiento más reciente. No puedo negar que pensé de todo. Miré a mi alrededor, volví al presente, para darme cuenta de la diversidad de los viajantes. La cantidad de calvos en el avión era impresionante(¿juganban 3 en raya?) igual que un cockteil casero hecho por un amigo que se cree bantender, de todo.




La azafata interrumpe mis lecciones de holandés, para decirme que vamos a comer. "Vino"- respondí. Ya empezaba ha hacer efecto, y puse algo de música acorde al inesperado evento en Panamá. Después leí esa publicación que tienen a disposición de... , pero ya estaba muy borracho y me dormí.





Cuando estoy de vieja, viaje! Tengo una sensación de nostalgia, suena mas o menos así:


8 comentarios:

Humberto dijo...

Muchas gracias, Darío por la visita a mi blog, tu comentario fue muy acertado y afectuoso, me parece espectacular que podamos mantenernos en contacto, todos los que tenemos un blog en el que querramos decir algo... sin preconceptos, libres, sin ataduras.
Me gustan mucho tus relatos de viajes.
Un saludo de este brasileño en Argentina.
Humberto

eljovendario dijo...

Ya incluí tu blog en mis bloggermates. Gracias por las palabras Humberto, ya estamos en contacto.

Saludos

BobguilleN dijo...

Joven Dario..! cada viaje es una experiencia... cada persona, cada visitante, conocer gente nueva, y encontrarte con gente que nunca pensaste... tomar fotos, mirar a los demas turistas...! reirte del cafe o cerveza que tomas... vivir con alegria...!

eljovendario dijo...

Viajar es como ir a otro planeta.

Karla dijo...

ohhh si vivir con alegria, emborracharte en otro lado!!! eso es vida!!! jajaja
salud.

eljovendario dijo...

Eso y aguantar con agrado la resaca, jajaja.

Mademoiselle Marie dijo...

you took great pic by the plane windows !

eljovendario dijo...

Thanks Mademoiselle! I will be posting more pictures of my travel to the low lands these days. Great you came to visit the page!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...