Páginas

domingo, 7 de marzo de 2010

Confesiones de una Reina (del Cisne)



Las peregrinaciones abnegadas a la Virgen del Cisne lo dicen todo. Algunas personas suben a visitarla a pié, otras descalzas, otras en bicicleta, otras descalzas y en bicicleta, otros de rodillas y en bicicleta. Las dos ultimas alternativas pueden diferir de la realidad. La verdad es que llegues como llegues (si es que llegas) no importa, el lugar en sí es místico. En mi primera visita a la Reina del Cisne pasé por alto algunos detalles puesto que tenía 10 años más o menos.

En esta entrega vamos a ver el camino hasta llegar al lugar donde se ubica la "Churona", y si se te olvidó tu kit devoción 3000 he aquí el mejor lugar para no pasar por hereje en tierras celestiales, y para finalizar una foto con Peluza la llama.

La visión más pura de un templo en nuestra mente quizás se parezca a un lugar hermoso, despejado de toda actividad comercial, puro, inmaculado. Esto me recordó la primera vez que visité la Virgen del cajas, el negocio de velas fue fructífero; esa vez a una señorita Talbot se le "apareció" la Virgen, qué frío que hacía esa noche. En fin, la Iglesia del Cisne es hermosa, tiene gárgolas y es grande. Después de dejar el carro en un camino aledaño, bajé una larga escalinata llena de negocios de velas, de ropa, uno de los locales vendía discos de música pirata y se podía escuchar el último regetón de moda, supongo que después de una buena rezada un buen perreo no cae mal.

Joyas, peluches, collares, relicarios, pequeñas vírgenes del cisne,


todo es acerca de devoción por aquí, ¿Barcelona?, ¿Emelec?, ¿Dep. Cuenca?,


parte de la escalinata antes de llegar al templo.


Una vez recorrido el camino comercial del lugar, llegué a la iglesia en donde pude ver señoras mayores rezando, gente arrodillada con cabeza gacha, otras colocando velas,




esto es impresionante creas lo que creas,


la vitrina que contiene a la Virgen del Cisne está llena de dinero, notas, fotos,


Muchas veces escuché a mi compañera de clases de inglés quejarse de esto que les mostré. Como dije antes, esto impresiona por el contraste. Seguramente algunas personas conocen esta única forma de tributo.

Pero si fuiste a visitar a la Churona y te olvidaste tu agua para bendecir, tu relicario o tu vela, el puesto de esta señora justo en la entrada de la iglesia puede salvar tu día.



Di un paseo por el lugar y me topé con Peluza, una llama que cobra 3 dólares por foto.



_________________________________________________________
Churona: Sobrenombre de la Virgen del Cisne
Próximamente: El cigarro más longevo
Fotos: Darío Orellana

5 comentarios:

Bitfrost dijo...

jajaja tu blog siempre me saca alguna sonrisa escondida, jajajajajaj

Eres too cool, vas a tener un buen futuro.

eljovendario dijo...

¡Gracias loco, siempre un gusto que visites el blog! Crice man.

Joha Ovejita Dolly dijo...

pero claro... cuentas de pelusa pero no comentas q casi ataca a la fotografa!! jajaja

Mari dijo...

Me gusta la historia y las fotos a excepción del comentario de la chica Talbot

eljovendario dijo...

Gracias por los comentarios, Joha y Mari. Todos son recibidos con agrado y auto crítica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...